Belleza y cuidado Personal Salud y estado fisico

Los mejores tres consejos para incrementar en tu cuerpo la HGH

Si has estado experimentando niveles más bajos de energía, ganancia de peso, piel más opaca, dolores y molestias frecuentes, o los problemas para dormir que naturalmente vienen con el envejecimiento, probablemente no te sientas con esa agudeza y agilidad que antes tenías.

Tal vez pienses que nunca podrás sentirte tan bien como antes, ¡pero no hay razón para sucumbir ante los signos de envejecimiento! Todo lo que necesitas es estimular en tu cuerpo la producción de la hormona humana del crecimiento (HGH). hormona humana del crecimiento (HGH).

Conforme envejeces, tu cuerpo no produce los niveles de HGH que solía producir, lo que provoca que comiences a sentir un deterioro en tu capacidad física. ¿La buena noticia? ¡No tienes por que dejar que esto afecte tu estilo de vida!

Al hacer de tu salud una prioridad y aprovechando estos tres consejos para ayudar a incrementar de manera natural la producción de HGH en tu cuerpo, ¡estarás en buen camino de sentirte mejor de lo que te has sentido en años!

TOMA DIARIAMENTE UN SUPLEMENTO

Ya sabemos que el cuerpo puede beneficiarse de manera significativa de una alimentación abundante en alimentos integrales y comidas saludables, pero incluso consumiendo los alimentos adecuados, puedes seguir careciendo de vitaminas y nutrientes cruciales que puedan incrementar tus niveles de HGH. Por eso son tan importantes los suplementos, pues ayudan a cubrir cualquier brecha y satisfacer tus necesidades específicas.

Nutrifii™ Renew es un suplemento antienvejecimiento, con patente pendiente, que ayuda a activar la producción y liberación de la hormona humana del crecimiento (HGH) en tu cuerpo. Este suplemento está científicamente formulado con la combinación ideal de minerales, vitaminas, aminoácidos, noni —la superfruta tahitiana— y otros extractos botánicos para contribuir a la producción y liberación de HGH en tu cuerpo. También es el único suplemento disponible en el mercado que trabaja sobre las múltiples vías mediante las cuales la HGH declina a medida que envejecemos.

FRENA TU ANTOJO DE ALIMENTOS DULCES

Si estás experimentando algunos de los signos delatores de envejecimiento que podrían indicar una reducción en los niveles de HGH, ¡el azúcar puede ser tu peor enemigo! Hazle un favor a tu cuerpo y trata de eliminar el azúcar y los carbohidratos refinados de tu alimentación, incluyendo alimentos como pan blanco, arroz y pasta. Controlar tus niveles de azúcar y reducir tu ingesta de la misma puede obrar maravillas en tu salud general y además ayudar a incrementar tus niveles de HGH.

Debido a que tu cuerpo produce la mayor cantidad de HGH durante el sueño, es especialmente importante mantener bajos tus niveles de azúcar antes de irte a dormir, ¡y eso significa que no debes comer nada dulce antes de meterte a la cama! Trata de cenar alimentos sustanciosos y saludables, de manera que te proporcionen nutrientes, no chatarra. Esto asegurará que te duermas satisfecho, en lugar de sentirte ansioso por comer más alimentos dulces.

OPTIMIZA TU PROGRAMA DE SUEÑO

Todos ocasionalmente perdemos preciosas horas de sueño, pero si regularmente batallas para dormir profundamente o solo duermes unas cuantas horas, esto puede provocar un importante deterioro en los niveles de HGH liberada durante el sueño. Como se mencionó antes, los niveles de HGH alcanzan su mayor nivel cuando duermes, de manera que si por lo general no duermes bien, o no duermes, tu cuerpo no producirá los niveles de HGH que produciría normalmente. Tu ciclo de sueño puede afectar de manera significativa tu salud, así que no le restes importancia. Considera establecer el compromiso de seguir una rutina nocturna que te ayude a prepararte para una noche de buen descanso. Estas son algunas de las cosas que puedes tratar:

  1. Mantén un entorno cómodo, relajante y libre de cosas que no necesitas
  2. Evita exponerte a pantallas al menos una hora antes de irte a dormir
  3. No bebas cafeína al menos seis horas antes de irte a dormir

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Fármacos y Alimentos de los Estados Unidos. Este producto no tiene como fin diagnosticar, tratar, curar ni prevenir enfermedad alguna.

You Might Also Like